16.01.2017 07:38 Antiguedad: 4 yrs

VEMAG ANLAGENBAU inaugura su edificio

Si en algo concurren el alcalde, Lutz Brockmann, y el presidente de la Cámara de Industria y Comercio alemana, Thomas Windgassen, es que «en Verden se es alguien». Alabaron la decisión de Vemag-Anlagenbau ya que, aunque la empresa vende sus instalaciones de producción en todo el mundo, situarse en Verden ha sido una buena elección. Tras nueve meses de obra, el director general Timo Krüger inauguró con su padre Eckhard, su madre Margrit y numerosos invitados el nuevo edificio de oficinas y producción en el área industrial de Finkenberg 15. de diciembre 2016.

Pudiera haber sido de otro modo, según dejó claro Timo Krüger durante su breve resumen de la trayectoria constructiva. La idea partió de su padre Eckhard, quien decidió centrar la empresa en una ubicación e independizarse espacialmente de su arrendador, VEMAG Maschinenbau. Los respectivos responsables consideraron primero diversas opciones. 

Bremen y Achim también hubieran sido ubicaciones adecuadas para este proyecto por valor de cinco millones; sin embargo, los diferentes precios del terreno contribuyeron a seleccionar Verden, según admite Krüger. Al fin y al cabo, el área abarca 13 000 metros cuadrados, de los que 2100 están destinados a oficinas y 2000 a superficie de producción en la Karoline-Herschel-Straße. También se construyó un centro logístico, y la posibilidad de presentar las instalaciones a los clientes agradó al director general.

Seguramente también contribuyera a la preferencia por este lugar el hecho de que la empresa pudiera adquirir una parcela para posibles ampliaciones. Además, aunque Timo Krüger mostrara un entusiasmo contenido durante los meses de obra, su padre Eckhard Krüger confesó que ya existen planes al respecto. La parcela, de 9000 metros cuadrados de extensión, ofrece la posibilidad de concentrar las instalaciones de producción dispuestas hasta la fecha a unas dos calles de distancia, las cuales tienen una superficie de 1000 y 3000 metros cuadrados. De este modo, las instalaciones para producir y perfeccionar los embutidos y otros alimentos podrían enviarse a todo el mundo desde este lugar.

Timo Krüger atribuyó gran importancia al hecho de que el nuevo edificio se construyera con la eficiencia energética en mente. Cuenta con un aislamiento pasivo que cumple los estándares modernos y, por lo que al aspecto activo se refiere, una planta de cogeneración proporciona la calefacción y la electricidad.

El alcalde de Verden calificó de decisión inteligente mantener en el municipio la exitosa empresa local. Junto a Brockmann, también expresaron sus felicitaciones Adrian Mohr, en calidad de gobernador suplente de distrito, y el presidente del tribunal regional Rüdiger Lengtat. En el proyecto participaron numerosos planificadores, empresas de construcción, bancos, aseguradoras, organismos oficiales y asociaciones.

El presidente de la Cámara de Industria y de Comercio alemana, Windgassen, alabó a esta «empresa global»: «Aquí son uno de los grandes y no uno entre la multitud, como en las grandes ciudades». En Verden la economía prospera, lo que constituye un buen entorno para una empresa tan moderna como VEMAG ANLAGENBAU y para sus 140 empleados. Con respecto a la creciente falta de profesionales cualificados, el presidente de la Cámara alabó también el hecho de que VEMAG ANLAGENBAU haya asumido la formación de sus empleados desde un principio y que, en la actualidad, proporcione a las nuevas generaciones de directivos estudios duales.